Entierros Indigentes

Entierros Indigentes

Teléfono: (575) 525-5848
Fax: (575) 525-5922
Email: [email protected]

El Departamento de Salud y Servicios Humanos del Condado de Doña Ana, administra el Programa de Cremación para no Reclamados / Indigentes para personas fallecidas que han fallecido dentro de los límites geográficos del Condado de Doña Ana.

La misión es proporcionar entierro legal y apropiado con dignidad para aquellos residentes difuntos que son indigentes o no son reclamados al morir. El Condado de Doña Ana respeta a cada individuo en la comunidad y trata a todos con la máxima consideración y respeto. 

Haga clic aquí para tener acceso a los nombres de las personas indigentes / sin reclamar en Doña Ana County.

Una funeraria local esta bajo contrato con el Condado de Doña Ana para ofrecer la cremación directa solamente. La funeraria actualmente bajo contrato es Baca’s Funeral Chapels.

Baca’s Funeral Chapels and Sunset Crematory
300 E. Boutz Road
P.O. Box 6
Las Cruces, New Mexico 88005
(575) 527-2222

POR FAVOR NOTE: Este programa no ayuda con los gastos del funeral, tiempo de vista en la funeraria o cualquier otro servicio en la funeraria o en un lugar de adoración religiosa, ni antes ni después de la cremación.

ELEGIBILIDAD PARA EL PROGRAMA

La elegibilidad para el Programa de Cremación para no Reclamados / Indigentes se basa en la persona fallecida la cual debe cumplir los tres requisitos que se enumeran a continuación según Estatuto del Estado de Nuevo México después de la muerte:

  1. Estado Indigente

Personas fallecidas deberán ser consideradas como un indigente si el patrimonio de el / ella es insuficiente para cubrir el costo del entierro o la cremación (NMSA 1978 §24-13-2).

  1. Residente del Condado de Doña Ana

Un residente se define como alguien que ha vivido en el Condado de Doña Ana por un mínimo de seis meses antes de la hora de fallecer. Si el difunto es declarado indigente, los gastos de cremación pasarán a ser responsabilidad del condado de residencia de la persona fallecida (NMSA 1978 §24-13-3).

  1. En caso de que la residencia principal de la persona fallecida se encuentre fuera del estado de Nuevo México, pero él o ella fallece en Condado de Doña Ana, la ocurrencia será manejada en una base de caso por caso.
  2. Si el difunto no es residente del Condado de Doña Ana en el momento de la muerte, el Condado de Doña Ana no puede proceder más lejos y enviará/dirigirá al condado de residencia apropiado.
  1. Propiedad / Posesión de Bienes

Para los propósitos de NMSA 1978 §24-13-2, difuntos son considerados indigentes, cuando no poseen propiedades / bienes de valor suficiente para cubrir el costo del entierro o la cremación. Si el difunto no es reclamado (no hay pariente más próximo conocido) y se sabe que tenia bienes o propiedad de valor suficiente para sufragar los gastos de la cremación o el entierro, por NMSA 1978 §24-13-3, facturas de los gastos se enviarán a dicha persona o oficial autorizado por la ley para ser nombrado administrador de la herencia del difunto para pagar los gastos usando la herencia. El Condado de Doña Ana no aceptará pertenencias personales y / o artículos acompañados con difuntos de entierro indigente, por lo tanto el Condado de Doña Ana no se hace responsable de este tipo de artículos.  

SERVICIOS PROVEÍDOS

La responsabilidad del Condado de Doña Ana, bajo los estatutos del estado, es proporcionar la cremación directa solamente. Esta se define como la disposición de un cuerpo humano muerto lo más rápido posible, sin un funeral, los servicios junto a la tumba, los servicios comitales o servicio conmemorativo, ya sea pública o privada, y sin el embalsamamiento del cuerpo al menos que el embalsamamiento sea requerido por el lugar de disposición (NMSA 1978 §61-32-3(I.)). El condado se asegurará de que el cuerpo sea incinerado a más tardar 30 días, después de que una determinación se haya hecho de que el cuerpo no ha sido reclamado, pero no menos de dos semanas después de la muerte (NMSA 1978 §24-13-1).

Si el difunto tiene parientes legales más próximos conocidos, de acuerdo con los estatutos del estado, él o ella debe reconocer y adherirse a las políticas y procedimientos del programa de disposición del condado, y no tener algún decir más en el proceso. En ese momento, con apego a los procedimientos y políticas del programa de disposición, el Condado de Doña Ana entonces asumirá la responsabilidad de la disposición apropiada (NMSA §24-12A-2).

EL OTORGO DE LOS RESTOS CREMADOS

Los restos cremados pueden ser otorgados, siempre y cuando el costo de la cremación haya sido reembolsado en su totalidad, al Condado de Doña Ana, no antes de noventa días después de la fecha de la muerte y no más tarde de un período de dos años desde el momento de la cremación, los restos se mantendrán por la funeraria contratada durante este tiempo. Si la persona fallecida es un veterano, la fecha de reembolso puede ser acelerada, en espera de la verificación de la Oficina de Asuntos de Veteranos.

Por Favor note: Si el difunto veterano califica para el entierro en el Cementerio Nacional de Santa Fe/ Santa Fe National Cemetery, el entierro de los restos cremados puede ocurrir cuando el Departamento de Nuevo México de Servicios para Veteranos/ New Mexico Department of Veterans Services los reclame, lo cual puede ser antes de dos años después de la fecha de la muerte y / o antes de cualquier otra parte interesada en el reembolso para el otorgo.